Un nuevo concepto: "DESIGN THINKING" Parte II

Continúamos con el artículo sobre Design Thinking. (Clic para leer la primera parte)

ESTE PENSAMIENTO SE BASA EN 5 PASOS MUY DEFINIDOS:

⦁ EMPATIA: Se basa en conocer a las personas y a los usuarios, a entender al cliente no como un cliente, sino como un ser humano único, que se mueve y vive en un contexto con una serie de necesidades que debemos satisfacer.
⦁ DEFINICION: Hay que definir de forma clara el problema y a través de la creatividad llegar a solucionar y satisfacer esa necesidad.
⦁ IDEAS: Todas son válidas y surgen desde cualquier persona o departamento de la compañía. Por lo tanto, se trabaja hoy más que nunca en equipo.
⦁ PROTOTIPOS: Ejecuta, ver, tocar, usar y sentir el producto es más efectivo que una imagen impresa en un papel.
⦁ EVALUACION: Evaluar es medir. Si este prototipo va de mano en mano dentro de las personas de la compañía, sin explicárselo a nadie y se deja libremente que cada persona lo sienta, lo experimente, lo compare y lo motive dentro de “su entorno”, se recogen un sin número de soluciones y experiencias diferentes que se enfocan luego en el resultado final.

Si damos un vistazo en internet, encontramos un sin número de gráficos y modelos que definen claramente estos 5 pasos:

Según Tom Kelley, otro socio de IDEO, esta metodología es una mezcla de humanidad y de tecnología. Dice que, si ponemos en contacto diferentes personas, una cosa en la que coinciden es que son humanos. Por lo tanto, si realizamos una aproximación humana al producto, al diseño, al mercado, al arte, nos es más fácil encontrar la respuesta a muchos interrogantes.

¿PERO DESPUÉS DE LA TEORÍA COMO PONEMOS TODO ESTO EN PRÁCTICA?

Y surgen inmediatamente estas preguntas: ¿Cómo funciona?, ¿Qué debo hacer? Y todos los expertos coinciden en una sola respuesta: CREATIVIDAD. Esta palabra tiene un rechazo entre muchas personas que se repiten “yo no soy creativo”, pero los expertos cambian esta palabra y recomiendan “ser empáticos”, preocuparse por conocer a las personas, por saber qué es lo que necesitan, lo que quieren o lo que anhelan. También recomiendan unas pistas para aprender parte de este proceso creativo:
⦁ PERSONAS. Son la clave del asunto. No alejarnos de ellas, saber cómo viven, que necesitan.
⦁ INNOVADORES: Vuelve y juega esta palabra de moda, hay que romper paradigmas.
⦁ CONFIANZA: Volver a ser niños, volver a capturar la creatividad de la infancia.
⦁ APRENDIZAJE: Aprender de la experiencia, medir, evaluar.

Y POR ULTIMO: MANOS A LA OBRA
Para comenzar a utilizar esta metodología hay que preparar estos cuatro puntos así:
⦁ LOS MATERIALES: Están al alcance de todos, marcadores, hojas de papel, colores, notas adhesivas, pega y una cámara de fotos. Estas serán las herramientas para promover la comunicación visual, que es un fundamento de esta metodología, “una imagen vale más que mil palabras”, pero lo más importante es que esta imagen puede tener un sinfín de interpretaciones, que al final desatan un sinfín de ideas diferentes.
⦁ EL EQUIPO: Es imprescindible trabajar en equipo, cuanto más diverso sea, mejor. Así se suman varios puntos de vista, conocimientos y experiencias. Debe haber un líder, que conozca la metodología para guiar el proceso.
⦁ EL ESPACIO: Se necesita un espacio lo suficientemente amplio, para trabajar en torno a una mesa y con las paredes libres, donde se va pegando y acumulando toda la información que se vaya generando. Ojalá un lugar lleno de luz, “INSPIRADOR”, pues la inspiración motiva la innovación.
⦁ LA ACTITUD: Es imprescindible. Debemos ser curiosos y observadores. Empáticos, tanto con las personas como con las circunstancias y meternos en los zapatos de otros. Ser optimistas y positivos y lo más importante, perder el miedo a equivocarnos y ver los errores como una nueva oportunidad.

Etiquetas: Marta Roldán

footer

footer


Síguenos en Instagram  byn @optimainspira