Ideas para decorar en navidad

La llegada de la época decembrina trae a algunos una angustia casi existencial por no saber cómo es el “cuento” de la decoración navideña. Acá te presentamos unos trucos.

 A veces no es fácil sentirse identificado con estilos, diseños, colores y hasta contenido de esta temporada. Para muchos decorar conlleva mucho del gusto personal, así como de la moda que se toma cada año nuevos estilos y trae a nosotros culturas remotas que se han popularizado para la época.

Estas ideas pueden llegar a ser útiles si usted es alguien como yo que admira todo lo de a cuanta casa llega, pero al armar cosas en la propia piensa que nada combina con nada:

  1. El Árbol de navidad: debemos tener en cuenta que el árbol es un elemento proporcional al tamaño de la casa, la altura y frondosidad depende del sitio donde se arme, la decoración, el color, las luces y las figuras deben ser lo más armonioso posible entre ellas, pero recuerde que si hay algo en lo que no existe reglas es esto.

    Hablando desde mi caso, particularmente tengo una especie de árbol tipo colcha de retazos, con bolas, pinos, figuras, y todo lo que encuentre al gusto para adicionarle. Hay quienes ponen pocos adornos pero grandes cintas, también confieso que cambié la habitual estrella por un hermoso búho que encontré en alguna parte. La tradición de poner los regalos bajo el árbol es adorable y creo que los niños disfrutan mucho todo lo relacionado a este. Por todo esto el arbolito es ¡infaltable!

    rbol

  2. La entrada y fachadas: esta es una forma más de decir bienvenido, ¡Es Navidad!, un adorno en la puerta, un tapete de entrada y hasta las infaltables iluminaciones en balcones y fachadas, es una hermosa forma de mostrar a los demás que aquí estamos de fiesta. El elemento que caracteriza a la navidad son las luces, por esto tenga en cuenta que decoración sin luces, no es navidad.

    entrada

  3. La Mesa: la cena de navidad es un momento hermoso y emblemático, adornar la mesa es una gala que no podemos dejar pasar, las servilletas, individuales, mantel, vajilla, portavasos y centros de mesa merecen ser exhibidos incluso ni sólo el día de la cena, se vale todo el mes.

  4. El pesebre: a veces entre tanta decoración que vemos en almacenes, y hasta adornos que representan culturas tan lejanas, no podemos olvidarnos que el pesebre es la esencia de la navidad, es la festividad que nos recuerda el nacimiento del niño y su misión salvadora para la humanidad.

    No importa si es grande, pequeño, o artístico como los de nuestra infancia, donde reinaba el papel maché, celofán y los paticos, vacas, ovejas y hasta figuritas de juguete que no tenían nada que ver; correr todos los días a mover un poquito los reyes magos para que llegaran el 6 de enero a conocer el recién nacido, no tenía precio. Nada remonta más a la niñez que el pesebre y las novenas, es un realidad que ya no vivimos en caserones enormes donde el pesebre podía ser el protagonista por sus dimensiones, pero no podemos perder la tradición de este, pero hay que tener un pesebre al gusto y tamaño de cada familia.

    pesebre

Hay muchas otras cosas que podríamos poner en navidad, la poinsettia o flor de navidad siempre queda bien, papá Noel, los faroles, renos y duendes también siempre serán bienvenidos en cualquier espacio de la casa que queramos decorar, pero finalmente concluyamos en que esta fecha es para disfrutarla, sea sólo, en familia, o de viaje. La navidad más que una estética, trae un espíritu que nos conecta con los sentimientos más lindos de generosidad, amor y compañía, lo demás es sólo eso, decoración; vivamos, disfrutemos y dejemos que el amor se encargue de lo demás.

Etiquetas: Ana Lucía Tobón

footer

footer


Síguenos en Instagram  byn @optimainspira