CONSEJOS PARA TENER EN CUENTA CUANDO PASEES CON TU PERRO FUERA DE CASA

Los animales domésticos se han convertido en una parte muy importante de nuestra cotidianidad, y muy especialmente el perro, que con su lealtad, fiel compañía y atento cuidado se ha ganado su lugar en nuestros hogares.

Por ello es importante tener en cuenta que nuestro perro debe acceder a espacios abiertos de diversión y ejercicio capaces de mantener su salud en condiciones óptimas, sin embargo, al igual que lo hacemos con nosotros mismos, se debe prestar atención a diferentes factores de riesgo que afectan la seguridad y salud de nuestros fieles amigos cada vez que salimos a la calle para dar un paseo.

Aquí entonces expondremos algunos cuidados necesarios a la hora de pasear con nuestro perro.

Atentos siempre para el cruce de calles

Al igual que velamos por nuestra seguridad cuando estamos por fuera de casa, es vital que nuestro canino amigo sea objeto de nuestra atención cada vez que sea necesario cruzar un lugar transitado por vehículos potencialmente peligrosos.

Una mascota debidamente adiestrada y que se ha enfrentado recurrentemente al ambiente urbano, permanece más atenta a potenciales peligros que un cachorro o un animal que poco sale del hogar. Por ello siempre es importante tener a mano una correa para guiar el andar de nuestro perro y limitar su movimiento en condiciones específicas.

En el parque atento a las alergias

La alegría que desbordan las mascotas cuando cuentan con un espacio amplio para jugar y ejercitarse es evidente, más aún si este espacio lo comparte con otros animales o personas y nace la oportunidad de afianzar sus habilidades sociales.

Sin embargo, el contacto con otros perros, e incluso con los espacios que estos ocuparon, puede convertirse en un factor de riesgo para nuestras mascotas. Una animal mayor cuenta con menos riesgos de contraer infecciones de lo que lo hace un animal menor a los tres años de edad, por lo que polvo, polen y diferentes partículas que se alojan en el césped de los parques pueden ser causantes de malestar y reacciones alérgicas en nuestro cachorro. Por ello, es de vital importancia estar atentos a sus reacciones y salud cada vez que nuestro paseo termine.

Ellos también son fumadores pasivos

La presencia de fumadores no solo afecta la salud de los propios consumidores, sino también de todos aquellos a su alrededor, incluyendo las mascotas.

Al igual que se recomienda para las personas, los animales deben ser cuidados y sometidos a prevención al respecto. Las probabilidades de contraer cáncer de pulmón en una mascota aumentan a medida que el espacio que habite se encuentre más viciado. Por tanto, se recomienda que en lugares y hogares con fumadores se favorezca la libre circulación del aire y ventilación en los espacios, con el fin de disminuir el potencial dañino del humo del tabaco, junto con las enfermedades e infecciones que se suelen relacionar a su consumo.

Atentos a la contaminación

Los animales domésticos, nuevamente, al igual que nosotros, están bajo la constante y latente amenaza de la contaminación que nos circunda.

La contaminación se ha comprobado es causa de malestares respiratorios, visuales, e incluso pulmonares graves, en razas de perros y gatos. Razas como los Pug o Bulldog, conocidas también como braquicéfalas, por la forma casi redonda de su cráneo, son las más susceptibles a este tipo de complicaciones y problemas por lo que se debe tener especial cuidado con ellas.

Así, al igual que se recomienda para los humanos, nuestra mascota debe mantenerse en un espacio bien ventilado y limpio, además de cuidar los tiempos de ejercicio intenso para no verse sometido durante largos periodos de tiempo al aire viciado de nuestro entorno.

Recoger para ejemplificar

Cuando se trata de cuidar de nuestra mascota, el hacernos cargo de sus desperdicios es una responsabilidad ineludible. Por respeto a nosotros mismos, al espacio que utilizamos junto con nuestros peludos amigos y hacia las demás personas con la que convivimos, recoger y desechar en los lugares indicados los excrementos, es una carta de presentación en extremo diciente ante la sociedad.

El ejemplo que damos desde lo más pequeño construye nuestra grandeza como ciudadanos. Es desde la responsabilidad con un ser que tanto llegamos a amar y cuidar, como nuestra mascota, con la cual ponemos pequeños granos de convivencia en los lugares que frecuentamos.

Que no se nos olvide tan básica y difundida frase asomando en los parques, “si ellos lo hacen por instinto, nosotros recogemos por educación”.

Etiquetas: Juan Fernando Velez

footer

footer


Síguenos en Instagram  byn @optimainspira